Tributación en el I.R.P.F. de los intereses por préstamos a sociedades vinculadas

        La Ley 11/2009, de 26/10, por la que se regulan las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (SOCIMI) ha introducido en su disposición final séptima, una importante modificación en el artículo 46 de la Ley 35/2006, de 28/11, de Impuesto sobre la Renta de las personas físicas.

        En efecto, hasta 31 de diciembre de 2008, los intereses de los préstamos a sociedades vinculadas tributaban como renta general, al tipo marginal del contribuyente (que como sabemos puede llegar al 43%). Sin embargo, cualesquiera otro tipo de intereses (los pagados por entidades financieras, o los derivados de préstamos a personas o entidades no vinculadas) tributaban como renta del ahorro, y por tanto, al tipo del 18%.

        Pues bien debido a la modificación citada en el primer párrafo y desde el 1 de enero de 2009 (lo podemos aplicar ya a los intereses devengados en este ejercicio 2009), los intereses por préstamos a entidades vinculadas tributan como renta del ahorro, con el límite de multiplicar por tres los fondos propios en la parte proporcional a la participación del contribuyente.

        A efectos de realizar los cálculos, se tiene en cuenta el importe de los fondos propios de la entidad vinculada reflejados en el último balance cerrado antes del devengo del IRPF (para 2009 debemos tomar los fondos propios según balance de 31/12/2008). Respecto al porcentaje de participación hay que atender al que se posea en la fecha de devengo del IRPF (31/12 de cada año).

        Si la vinculación no se define en función de la relación socio-entidad, el porcentaje de participación a considerar es el 5%. Por ejemplo, un préstamo por un administrador no socio, o por un hijo del socio.

        Si hay exceso sobre el límite calculado, dicho exceso tributa como renta general (al tipo marginal).

        Pongamos un par de ejemplos, para entender mejor en qué consiste la modificación efectuada.

        Ejemplo 1:

        Sociedad X cuyos fondos propios según balance de 31/12/2008 ascienden a 148.500 euros. El socio A, propietario del 50% de la sociedad, tiene un préstamo concedido a ésta por importe de 200.000 euros, a un tipo de interés del 4% anual.

        Intereses 2009: 200.000 x 4%: 8.000 euros.

        Fondos propios del socio: 50% x 148.500: 74.250 euros.

        Límite: 74.250 x 3 x 4%: 8.910 euros.

        Al estar por debajo del límite, todos los intereses del préstamo (8.000 euros) se consideran renta del ahorro. Véase la importancia que puede tener esta modificación. En 2008 y suponiendo que el socio A tributa al marginal máximo, el socio habría pagado en su IRPF la cantidad de 3.440 euros (43% de 8.000); sin embargo, en 2009 pagará 1.440 euros (18% de 8.000):

        Ejemplo 2:

        Mismos datos que el ejemplo anterior, pero el préstamo es de 300.000 euros.

        Intereses totales: 300.000 x 4%: 12.000.

        Fondos propios del socio: 50% x 148.500: 74.250 euros.

        Límite: 74.250 x 3 x 4%: 8.910 euros.

        Al estar por encima del límite, tendremos:

        Intereses a renta del ahorro: 8.910 euros (el límite).

        Intereses a renta general: 3.090 euros (el resto de intereses).

About these ads

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: