Las Operaciones Vinculadas: régimen fiscal y novedades para 2009. Introducción.

        Vamos a intentar explicar de forma sencilla y resumida en este comentario y en los próximos el régimen fiscal de las operaciones vinculadas.

         Esta materia está regulada en el artículo 16 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades y en los artículos 16 a 29 de su Reglamento.

         En el ejercicio 2009 han entrado en vigor importantes modificaciones sobre el régimen fiscal de las operaciones vinculadas sobre todo en relación con las obligaciones de documentación de las mismas.

         Son operaciones vinculadas las operaciones realizadas por una entidad con sus socios, con sus administradores, con los familiares de socios y de administradores; también las realizadas entre dos sociedades del mismo grupo, o las realizadas por dos sociedades que tienen los mismos socios, etc.

         En el siguiente comentario, detallaremos con precisión todos los supuestos legales de vinculación fiscal.

         A título de ejemplo son operaciones vinculadas: las nóminas de los socios, las nóminas de los administradores; también las nóminas de los familiares de los socios y administradores: hijos, nietos, padres, etc., los alquileres de locales o naves propiedad de socios-administradores-familiares (en adelante SAF), los préstamos de dinero a la sociedad de los SAF, o los préstamos de la sociedad a los SAF, operaciones de venta de bienes o prestaciones de servicios entre dos sociedades del mismo grupo, o con los mismos socios, etc.

         Las operaciones vinculadas deben valorarse obligatoriamente a precios de mercado; es decir, los que se habrían pactado entre partes independientes.

         La Ley del Impuesto sobre Sociedades establece distintos métodos de valoración que deben emplearse para las operaciones vinculadas; los comentaremos de forma resumida en una próxima entrada.

         Además se establece como obligatoria la preparación de la documentación que detalla el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades en función del tipo de entidad y del tipo de operación vinculada.

           La elaboración correcta de esta documentación es fundamental para evitar las sanciones, incluso en los casos en que la AEAT corrija la valoración dada por el contribuyente por entender que no se ajusta a valor normal de mercado.

           Si la documentación reglamentaria existe, está completa y con datos correctos, y además los valores declarados por la Empresa coinciden con los que se deducen de la documentación, aunque la AEAT corrija los valores declarados por entender que no son de mercado, no habrá sanción de ningún tipo; habrá “sólo” cuota e intereses de demora.

         Como veremos las sanciones por no aportar la documentación o aportarla mal, o por declarar valores diferentes de los que se deducen de la documentación, son muy elevadas; por tanto, va a ser fundamental ser cuidadosos con la elaboración de la documentación.

         Como paso previo, todas las Empresas debemos identificar las operaciones vinculadas que realizamos y preparar un inventario de las mismas para poder documentarlas adecuadamente.

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: